Storia Sociale

 

Historia Social

 

Los 80 años de la Sociedad Dálmata de Historia Patria

(Breve nota sobre la historia de la Sociedad Dálmata de Historia Patria)

 

          La Sociedad Dálmata de Historia Patria fue fundada en Zara el 26 de Marzo de 1926,

            En esa época Zara, después del Tratado de Rapallo de 1920, había sido reúnida al Reino de Italia. Pero no era la Dalmacia que los Dálmatas quierían unir al Reino de Italia y que Italia hubíera tenido que obtener con las promesas del Pacto de Londres del 1915. Pero Zara, en cuanto vieja capital, podía por lo menos aspirar a considerarse la representante espiritual de toda la Dalmacia, o por lo menos a custodiar su memoria histórica. Por eso no tenía mucha importancia la exigüidad del territorio dálmata asignado con Zara a Italia: el objecto específico del interés de la Sociedad Dálmata de Historia Patria (hoy diríamos "Historia regional") no era la Dalmacia que en ese entonces pertenecía a Italia políticamente, sino la Dalmacia histórica, desde el Golfo del Carnaro a las Bocas de Cáttaro.

            Y fue por esta singular posición geo-política ocupada en el primer posguerra por Zara respecto a la Italia peninsular, que la Sociedad Dálmata tuvo desde su nacimiento carácteres en común pero también anomalías respecto a las Sociedades y Diputaciones de Historia Patria de las otras regiones del Reino de Italia. El territorio al cual nos referimos, la Dalmacia, no era más, en casi su totalidad, jurídicamente italiano y los italianos de Dalmacia eran un grupo destinado a reducirse, pero no a desaparecer. De aquí la grande doble tarea que tuvo empeñados los primeros socios de la Sociedad Dálmata de Historia Patria: la científica, de estudiar la "historia patria" como todas las Sociedades hermanas, y la patriótica de perpetuar la memoria de la contribución que dieron los Dálmatas a la civilización italiana, desde la época romana hasta hoy.

            De esta doble tarea fue intérprete, entre los más competentes, el primer presidente de la Sociedad, Giuseppe Praga, distinguido historiador, autor entre otras cosas de una memorable "Historia de la Dalmacia" publicada más veces y traducida también al inglés, en la cual la atención del autor hacia el factor histórico italiano en Dalmacia no le impidió de entender el entramado con otros factores, como el eslavo. Praga fue también director del Archivo de Estado y, en la década anterior a la segunda guerra mundial, director de la Biblioteca Comunal Paravia de Zara, que agrandeció, enriqueciéndola no solo con obras italianas sino también - como le reconocieron después de 1945 los sucesores en la dirección de la Biblioteca, en ese entonces ya croatas - obras extranjeras sobretodo eslavas.

             La vida de la Società Dalmata nunca fue fácil, dados los tiempos del primer posguerra y los  desastrosos eventos vividos con la segunda guerra mundial y el segundo posguerra. Apenas fue fundada empezó a publicar Actos y Memorias y Estudios y Textos, pero el restringido medio ciudadano provocó tensiones entre los socios y por lo tanto después de poco tiempo el entusiasmo inicial decayó. En 1935, después de la reorganización centralizada de los estudios históricos en Italia, la Società Dalmata fue formalmente disuelta y unida a la Regia Deputazione di Storia Patria per le Venezie (Real Diputación de Historia Patria  para las Venecias) como "Sección Dálmata". Esta medida puede aclarar  los términos de la supuesta  protección del fascismo hacia los  Dálmatas, ya que se prefirió cerrarla en vez de acordar una subvención. Después vino la guerra y, con el éxodo de los Italianos de Dalmacia, el bloqueo de las actividades.

            Por iniciativa de algunos Dálmatas exiliados en Italia, en 1961, la Società Dalmata renace en Roma. El mérito de este renacimiento y de la siguiente vida es de algunos intrépidos hombres de acción y estudiosos ítalo-dálmatas, refugiados después de la guerra y el éxodo, como los dos hermanos Ildebrando y Antonio Tacconi, Manlio Cace, Angelo de Benvenuti, Vincenzo Fasolo, Niccolò Luxardo, Attilio Budrovich y, más tarde, el lexicógrafo Aldo Duro, los dos Ziliotto y muchos otros, junto a un número siempre mayor de estudiosos italianos y extranjeros, que no tenían ningún vínculo específico con la Dalmacia.

            De hecho se estaba operando un recambio generacional, evidente en la estructura organizativa de la Società, que desde 1987 fue dirigida, con la llegada de Massimiliano Pavan, por unos presidentes no dálmatas, sin embargo herederos de toda la riqueza de ideas que había animado también la fase étnicamente dálmata de la vida de la Società, desde Vincenzo Fasolo (primer presidente en 1961) hasta Manlio Cace, Antonio Just Verdus, Furio Fasolo. En aquel período fue fundamental la ópera de la secretaria Gica Bobich, originaria de Zara, que hasta su muerte en 1986 garantizó el pasaje  desde el viejo grupo dirigente a los nuevos socios y a los nuevos Consejos de Presidencia de los cuales iba a ser por muchos años (1984-1999) vice-presidente el jurista de la Universidad "La Sapienza" de Roma Claudio Schwarzenberg, originario de Fiume.

             Resultado de la actividad de la Società son las varias decenas de volúmenes de los "Atti e  memorie della Società Dalmata di Storia Patria" y de los colaterales "Studi e Testi", publicados por la sección romana de la Società, conjuntamente con los también muchos volúmenes publicados per la sección véneta (que al final de los años '70 había sido fundada en Venecia), que también merece un reconocimiento para la reedición de algunos "clásicos" de la historiografía dálmata. Fueron significativas las conferencias que - también en colaboración con las Universidades de Roma, Venecia, Trieste, Macerata, Viena, Zagreb, Zara, Split, con la "Società Dante Alighieri", con el "Istituto della Enciclopedia Italiana", la "Fondazione Giorgio Cini" de Venecia, la "Accademia Marchigiana di Scienze, Lettere e Arti" - fueron organizadas en Italia y en el extranjero. Además sus miembros parteciparon a innumerables iniciativas científico-culturales sobre los problemas de la Dalmacia en Italia y en el extranjero y dieron soporte de varias maneras a los estudiosos de historia dálmata.

            La tarea de conservar la memoria de la cultura ítalo-dálmata ha sido cumplida por la Società Dalmata di Storia Patria sobretodo con el trabajo historiográfico: la publicación de ensayos, de fuentes, de estudios, de parte de estudiosos italianos y extranjeros, muy a menudo de muy alto nivel científico. Basta nombrar, entre los italianos, Massimiliano Pavan, Ugo Tucci, Sante Graciotti, Paolo Preto, Lorenzo Braccesi, Giuliano Bonfante, Girolamo Arnaldi, Sergio Anselmi, Ulderico Bernardi, Domenico Caccamo, Rita Tolomeo, Bruno Crevato Selvaggi, Marino Zorzi, Carlo C. Cipriani, junto con un fiel grupo de estudiosos vieneses y húngaros, a los cuales se agregan colaboradores serbos y croatos. A través de la elección de los socios y de los colaboradores la Società quiere contribuir a la creación en Italia y en el extranjero de las nuevas generaciones de investigadores, con objetivos de investigación y herramientas de trabajo adecuados a los tiempos. Es a ellos - en particular a los Institutos universitarios italianos interesados en la historia del Este Europeo (muchas veces sin memoria de la Dalmacia) y a los institutos eslavos dedicados a Italia y a la cultura italiana - que la Società Dalmata di Storia Patria quiere entregar la tarea de concentrar la atención sobre la cuenca adriática, también como lugar de amistad e integración entre el Este y el Oeste Europeo, rol interpretado por siglos por las tierras y la gente dálmata, como frecuentemente  la  publicistica inculta, de parte, olvida a menudo.

            En los ultimos años, algunas afortunadas coincidencias consintieron de empezar proyectos de notable calado cultural:

  • el inventario de los archivos de todas las magistrature (organismos administrativos) culturalmente italianas que se produjeron durante siglos en Istria, Fiume, Dalmacia, conservados en los archivos que se encuentran ahora más allá de la frontera de Eslovenia, Croacia y Montenegro;
  • el estudio de la presencia de los Judíos en Dalmacia en las dos comunidades principales de Split y Ragusa;
  • la investigación sobre el desarrollo de la vida intelectual, social y económica en Dalmacia entre el '700 y el '800, período de transición y de crecimiento de la región hacia nuevos modelos, pero también del asomarse de las identidades nacionales que serán la causa de tantas desgracias de la región.

          La condecoración de los Benemeriti della Cultura (Beneméritos de la Cultura) y una estampilla con motivo de celebrar la SDDSP - recientes reconocimientos en el 80° año de su constituciòn - pueden ser considerados un homenaje a la Società Dalmata di Storia Patria y un estimulo para defender los valores de la cultura de una región muchas veces descuidada en Italia y por los Italianos.

 

(Carlo Cetteo CIPRIANI)